66001-23-33-000-2001-0887-01(2618)

INHABILIDAD DE ALCALDE – Presupuestos para que opere por celebración de contratos / CELEBRACIÓN DE CONTRATOS – Presupuestos para que se configure inhabilidad. Contrato de transporte / COOPERATIVA – Actos de la cooperativa y del socio / NULIDAD ELECCIÓN DE ALCALDE – Improcedencia por no configurarse inhabilidad por celebración de contratos Se trata de averiguar si el candidato que resultó electo incurrió en la inhabilidad consagrada en el numeral 5° del artículo 95 de la Ley 136 de 1994. El artículo 95 de la Ley 136 de 1994, en su numeral 5° prevé dos hipótesis para la configuración de la inhabilidad: la primera, la intervención en la celebración de contratos con entidades públicas en interés propio o en el de terceros; la segunda, la celebración, por sí o por interpuesta persona, de contrato de cualquier naturaleza con entidades u organismos del sector central o descentralizado de cualquier nivel administrativo. Ahora, en ambas hipótesis se requieren los siguientes presupuestos: a.- Que la intervención en la celebración de contratos o la celebración de éstos con entidades públicas se haya efectuado durante el año anterior a la inscripción como candidato al cargo de alcalde; b.- Que los contratos con las entidades públicas en que haya intervenido el candidato o que éste haya celebrado, deban ejecutarse o cumplirse en el respectivo municipio. Debe entenderse que constituye intervención en la celebración de contrato, aquellas gestiones o actuaciones que indiquen una participación personal y activa en los actos conducentes a esa celebración y que permitan develar un claro interés particular respecto del acuerdo de voluntades. Igualmente, cuando la norma se refiere a la celebración, por sí o por interpuesta persona, de contrato de cualquier naturaleza, alude sin más al acto de suscripción del mismo, evento en el que, generalmente, el interés particular en la contratación es manifiesto, pues la participación personal se entiende directa. Teniendo en cuenta lo señalado por el artículo anteriormente transcrito, los extremos que deben advertirse para computar el término de la inhabilidad, que es de un año, son la fecha de celebración del contrato y la de inscripción del candidato. Sin embargo, es evidente que en el presente caso el demandado no incurrió en la inhabilidad, pues debe entenderse que éste no intervino en la celebración de los contratos de prestación de servicio de transporte referidos en la demanda, pues, de una parte, fueron suscritos por el representante legal de la Cooperativa y, por otra, no fue demostrada gestión o actuación alguna del demandado durante la etapa de celebración de esos contratos que permita deducir su participación en los mismos. Además, se debe tener en cuenta que si bien es cierto el Señor Alberto Rivera Cifuentes, para la época de la celebración de los contratos figuraba como asociado de la Cooperativa contratista, de conformidad con el artículo 143 del Decreto 2150 de 1995, ésta forma una persona jurídica distinta de los asociados individualmente considerados y, por tanto, en principio, los actos que realizan son de la Cooperativa como tal y no de los asociados considerados de manera individual. De manera que no basta la condición de asociado de una cooperativa para deducir que intervino en la celebración de los contratos de aquélla o que el asociado celebró, por interpuesta persona, los contratos que suscribió la cooperativa. Para demostrar lo anterior es necesario establecer que efectivamente desarrolló actuaciones o gestiones tendientes a la celebración de los contratos de la cooperativa. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCIÓN QUINTA

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.