08001-23-31-000-1993-3842-01(7442)

DECLARACION DE SANEAMIENTO – Se puede formular cuenta adicional por la tarifa ad valorem al estar mal liquidada / INFRACCION ADUANERA – Declaración de saneamiento El problema central de la alzada consiste en establecer si era procedente efectuar cuenta adicional a las declaraciones de saneamiento aludidas en el sub lite. La norma (Decreto 1751 de 1991, articulo 1 inciso 1º.), en efecto, prohibe, entre otras medidas, la formulación de cuentas adicionales, pero se observa que esa prohibición está referida a “las infracciones aduaneras que se hubieren cometido”, las cuales se entiende que se trata de las que hubieren ocurrido antes de la declaración de saneamiento y que por ello corresponden a las situaciones que se autorizan sanear, y de ninguna manera comprenden infracciones que se cometan dentro del procedimiento de saneamiento, toda vez que el mismo ha de surtirse de acuerdo con las normas que lo regulan, así tengan el carácter de excepcionales o especiales. Justamente, parte de esas normas es la del requisito de acreditar el pago oportuno de la tarifa ad valorem, para poder adelantar los trámites tendientes a dicho saneamiento, según se consagra en el mismo artículo comentado. Ese pago no puede ser otro que el del monto que resulte de la tarifa que legalmente deba aplicarse, según el arancel aduanero que corresponda a la mercancía que se quiera sanear, y no lo que a bien tenga aplicar el declarante. Por consiguiente, si se aplica una tarifa que no corresponde al bien declarado, de suyo es procedente que la DIAN efectúe la reliquidación debida y formule la cuenta adicional respectiva, según lo prevén los artículos 324 y 325 del Decreto 2666 de 1984. CUENTA ADICIONAL EN DECLARACION DE SANEAMIENTO – Falsa motivación al considerar el tractor un vehículo cuando es maquinaria / FALSA MOTIVACIÓN – Existencia al considerar el tractor como vehículo siendo maquinaria a tarifa del 10 y no del 75 por ciento La etapa subsiguiente es verificar si había lugar a formular la cuenta adicional del sub lite, sobre lo cual se tiene que ella obedeció a que el tractor declarado por el actor tiene la calidad de vehículo y que la tarifa ad valorem establecida en el artículo 4º del Decreto 1751 de 1991 para tales bienes es del 75%, en tanto que el actor aplicó la tarifa del 10%, señalada en el mismo artículo para maquinaria, equipos, partes y piezas, materias primas, aeronaves y barcos. La DIAN aduce que los tractores son vehículos por cuanto la posición arancelaria 87.16.20.00.00 define éstos como los remolques y semiremolques, autocargadores o autodescargadores para usos agrícolas, y los demás remolques o semiremolques para el transporte de mercancías. Sin embargo, la Sala no encuentra que los tractores para uso agrícola se puedan considerar como uno de tales bienes y, por el contrario, considera que su carácter se asemeja más al de maquinaria, en la medida de que es un medio vinculado directamente al proceso de producción agropecuario, de donde la tarifa que aplicó el actor en la declaración de saneamiento resulta acorde con ese carácter, luego el acto demandado se encuentra afectado por la falsa motivación que le endilga la demanda. Lo anterior significa que se da la violación del artículo 1º del Decreto 1751 de 1991, por lo tanto la sentencia apelada se confirmará, aunque por razones distintas a las expuestas en ella. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION PRIMERA

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.