76001-23-31-000-2001-1408-01(AC-939)

ACCION DE TUTELA – Improcedencia por existir otro medio de defensa judicial como es la acción de nulidad y restablecimiento del derecho Como se advierte de la demanda y de la contestación de la misma por el demandado, el demandante considera que la acción administrativa que le causa el daño – revocación de la inscripción que tenía como Presidente de la Junta de Acción comunal – está contenido en un acto administrativo -. Ese acto, administrativo No. 0582 de diciembre 29 de 2000, que el demandado aceptó el hecho de su existencia en la contestación de la demanda, tiene otro mecanismo de defensa judicial, cual sería la acción de nulidad y de restablecimiento del derecho – si es que no ha vencido el término de caducidad – mecanismo de defensa dentro del cual se pueden alegar las violaciones que se estimen frente al ordenamiento jurídico, entre otras contra derechos constitucionales fundamentales. Por lo tanto, como muy bien lo expresó el Tribunal, la tutela no tiene cabida por no tener el carácter de residual. Además, tampoco la tutela tendría cabida como mecanismo transitorio porque no está demostrado que el demandante padece un perjuicio irremediable. CORPORACION SIN ANIMO DE LUCRO – Naturaleza jurídica, organización, estatutos / JUNTAS DE ACCION COMUNAL – Definición y naturaleza jurídica El artículo 1° del decreto reglamentario 1.930 de 1979, por el cual se reglamentó parcialmente el artículo 1º literal f del decreto ley 126 de 1976, las define así:“Junta de acción comunal es una corporación cívica sin ánimo de lucro compuesta por vecinos del lugar que aúnan esfuerzos y recursos para procurar la solución de las necesidades más sentidas de la comunidad”. Esas juntas, partiendo de la naturaleza que el ordenamiento jurídico les otorga – corporaciones sin animo de lucro – están ubicadas dentro de la gran clasificación de personas jurídicas de derecho privado. En efecto: El Código Civil enseña que las personas jurídicas son “de dos especies: corporaciones y fundaciones de beneficencia pública” (art. 633 C.C.). Las corporaciones, a su vez, pueden ser asociaciones sin ánimo de lucro y sociedades; se diferencian porque aquellas no buscan un lucro apreciable en dinero para repartirse entre los asociados. De los artículos 641 y 642 del Código Civil se puede concluir que las corporaciones (asociaciones y sociedades) de una parte, se organizan por medio de estatutos y, de otra, sus miembros deben acatarlos. Los estatutos están sometidos a la aprobación del Gobierno. Cuando los estatutos irroguen perjuicios a terceros estos pueden pedirle al Gobierno su corrección y si aún después de corregidos o aprobados, se estima, lesionan el orden jurídico, la ley prevé los mecanismos judiciales, como cualquier acto jurídico. CORPORACION SIN ANIMO DE LUCRO – Facultades disciplinarias sobre los miembros Las corporaciones (entre otras las Juntas de Acción Comunal) tienen, sobre sus miembros, un poder disciplinario; gozan de la facultad de imponer penas a quienes desobedezcan los estatutos (art. 641 del C.C). Sobre dicho punto la doctrina ha sostenido que si bien, en principio, sólo el Estado puede aplicar penas, excepcionalmente los particulares pueden imponerlas, de acuerdo con los estatutos siempre y cuando no sean “privativas de la libertad, sino las consistentes en multas, suspensión y hasta expulsión – solo pueden explicarse mediante una especie de delegación que hace el Estado de tal facultad en las personas jurídicas”. CORPORACION SIN ANIMO DE LUCRO – Control de legalidad de las decisiones por la jurisdicción ordinaria / JURISDICCIÓN ORDINARIA –

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.