76001-23-25-000-2000-00919-01(15044)

RENTA PRESUNTIVA POR CONSIGNACIONES EN CUENTAS BANCARIAS Y DE AHORROS – Para su aplicación se requiere que el contribuyente está obligado a llevar contabilidad / CUENTAS BANCARIAS Y DE AHORROS – Los valores consignados en cuentas de terceros o no contabilizadas se consideran ingresos gravados / INGRESOS POR CONSIGNACIONES – Se presumen cuando correspondan a cuentas bancarias de terceros o no registradas en la contabilidad / CONTRIBUYENTE OBLIGADO A LLEVAR CONTABILIDAD – Es a quien se le aplica la presunción por consignaciones del artículo 755-3 del Estatuto TributarioEl artículo 755-3 del Estatuto Tributario consagra una presunción legal que permite determinar la renta líquida gravable del contribuyente, con base en los valores consignados en cuentas bancarias o de ahorros. El presupuesto fáctico para que opere la presunción del artículo 755-3 del Estatuto Tributario, es la existencia de indicios graves de los cuales pueda deducirse que los valores consignados en cuentas bancarias de terceros o en cuentas del contribuyente no registradas en la contabilidad, corresponden a ingresos derivados de operaciones realizadas por éste , o sea, a ingresos propios. Las cuentas bancarias a que se refiere la norma, pueden estar en dos situaciones: 1) Que figuren a nombre de un tercero, en cuyo caso se parte de la base de que formalmente el contribuyente no es su titular, pero se establece, mediante prueba indiciaria, que las utiliza para consignar sus ingresos; 2) Que estén a nombre del contribuyente, pero no correspondan a las registradas en su contabilidad, si estuviere obligado a llevarla. Así pues, es aplicable la presunción en comentario respecto de los valores consignados en cuentas bancarias de terceros o del propio contribuyente. Sin embargo, para que opere la presunción en relación con los ingresos en las cuentas del contribuyente, éste debe estar obligado a llevar contabilidad y en la misma no haber registrado las cuentas. Contrario sensu , si el contribuyente no está obligado a llevar contabilidad, la adición de ingresos gravados que figuran en sus cuentas bancarias, no puede efectuarse con base en la presunción de renta líquida gravable del artículo 755-3 del Estatuto Tributario, por la sencilla pero no menos contundente razón de que dicha norma no lo permite.PRESUNCION POR CONSIGNACIONES BANCARIAS – Uno de los supuestos para su aplicación es que el contribuyente esté obligado a llevar contabilidad / DERECHO DE DEFENSA DEL CONTRIBUYENTE – Se vulnera cuando se aplica indebidamente la presunción por consignaciones / PRESUNCION LEGAL – Lo es la prevista en el artículo 755-3 del Estatuto Tributario / CARGA DE LA PRUEBA – En el caso de la presunción por consignaciones le corresponde a la DIANEn el asunto sub exámine , la DIAN, mediante liquidación oficial de revisión, modificó la declaración de renta del actor de 1995, con fundamento en el artículo 755-3 del Estatuto Tributario. Lo anterior, porque encontró que aquél tenía unas consignaciones en sus cuentas bancarias, de las que dedujo una percepción de ingresos no declarados. Sin embargo, la presunción del artículo 755-3 del Estatuto Tributario no es aplicable en este caso, pues, el actor no está obligado a llevar contabilidad, hecho no cuestionado por la Administración. En consecuencia, no se presenta uno de los supuestos fácticos en los que se funda la presunción, lo que hace improcedente la aplicación de la misma. Como la DIAN no podía aplicar la presunción, violó el debido proceso del actor, dado que debió modificar su declaración sin acudir a presunción alguna y, por el contrario, desplegar sus amplias facultades de fiscalización para desvirtuar la presunción de veracidad dicho documento (artículo 746 del Estatuto Tributario). No obstante, amparada en una presunción que legalmente no podía aplicar, la Administración agotó su

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.