41001-23-31-000-2001-01255-01(15849)

APODERADO – Su comunicación debe hacerse mediante telegrama a la dirección para notificaciones / RENUNCIA DE APODERADO – Al comunicarse por el Tribunal después de haberla aceptado no vulnera el derecho de defensa / NULIDAD PROCESAL – No se presenta al haberse comunicado eficazmente la renuncia al apoderadoDebe advertir la Sala que dentro del plenario existe prueba que demuestra que la comunicación dando aviso de la aceptación de la renuncia del apoderado, fue enviada por correo el día 24 de noviembre de 2004, es decir con posterioridad al auto de noviembre 3 de 2004, que aceptó la renuncia de la apoderada judicial, a la dirección señalada por la actora en la demanda, para recibir las notificaciones. El artículo 69 del C.P.C dispone que se debe comunicar de la renuncia del poder del apoderado al poderdante, mediante telegrama enviado a la dirección denunciada para recibir notificaciones personales y notificar mediante estado el auto que admite la misma. Por lo tanto, la violación al derecho de defensa invocado por el recurrente no tiene asidero, pues es evidente que el Tribunal Administrativo actuó de acuerdo a lo señalado en el artículo 69 ibídem y que la parte actora fue notificada en debida forma de la renuncia de su apoderada. Además, el recurrente no discute si la notificación de la renuncia se efectuó o no, sino que centra sus argumentos en el hecho de que la comunicación haya tenido una fecha anterior al auto que aceptó la renuncia de la apoderada, lo anterior permite concluir que la actora si tuvo conocimiento oportuno de la renuncia de su apoderada, por lo que no se configuró la nulidad alegada.CONSEJO DE ESTADOSALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVOSECCIÓN CUARTAConsejera ponente: LIGIA LOPEZ DIAZBogotá D.C., veinticinco (25) de enero de dos mil siete (2007)Radicación número: 41001-23-31-000-2001-01255-01(15849)Actor: INDIRA ESCOBAR GUZMAN Y OTRODemandado: DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES DE NEIVAReferencia: IMPUESTO RENTAAUTOSe decide el recurso de apelación instaurado por el apoderado de la parte actora, contra el auto del 1° de junio de 2005 del Tribunal Administrativo del Huila, por medio del cual se negó la nulidad de la actuación surtida con

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.