25000-23-26-000-2002-0158-01(ACU-1346)

COMPENSACION DE OBLIGACIONES TRIBUTARIAS – Procedimiento previo al estudio de las compensaciones por cumplimiento de sentencias y conciliaciones judiciales. En los casos del artículo 29 de la Ley 344 de 1996 la compensación opera respecto de todo crédito constituido por sentencia o conciliaciones cualquiera que sea su fuente El artículo 29 de la Ley 344 de 1996 y el artículo 1 del Decreto 212 de 1997, establecen el deber a cargo de la Nación o uno cualquiera de los órganos que sean sección del presupuesto general de la Nación, entre ellos el Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, de enviar la información sobre la existencia de providencias o conciliaciones judiciales a la Subdirección de Recaudación de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN, para que efectúe una inspección tributaria sobre la persona natural o jurídica beneficiaria con dichos títulos. Dicho procedimiento es previo al estudio de la procedencia de la compensación. Empero, las mentadas normas en manera alguna consagran el deber a cargo de la citada entidad de automáticamente aplicar el fenómeno liberatorio de obligaciones en comento. Observa la Sala, que al actor le asiste razón en cuanto a la citada obligación que se predica a cargo de la autoridad demandada, conforme a lo reglado por el artículo 1° del Decreto 2126 de 1997. Sin embargo, el deber que pesa sobre la citada entidad, se circunscribe únicamente a enviar los datos necesarios a la Subdirección de Recaudación de la DIAN, con el fin de que se efectúe el trámite señalado en dicha norma legal. En consecuencia, no le es dable a esta Corporación ordenarle al Ministerio del Trabajo y Seguridad Social que acceda a las pretensiones del actor, en el sentido de compensar las deudas que la sociedad que representa tiene con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN, como quiera que del estudio de las disposiciones legales pertinentes, se reitera, no se desprende a cargo del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social el deber de compensar, sino, el de enviar a la autoridad tributaria la información necesaria como requisito previo para efectuar la compensación si a ello hubiere lugar, sin que este deber implique acceder a dicho medio de extinción de las obligaciones, ya que esa otra fase no sólo es posterior, sino que ese dependerá de la evaluación que en cada caso haga la respectiva entidad pública. De otra parte, considera la Sala pertinente precisar, que la compensación que contempla el artículo 29 de la ley 344 de 1996 opera, sin distinción alguna, respecto de todo crédito constituido por sentencias o conciliaciones judiciales que las personas naturales o jurídicas tengan a su favor y en contra de una entidad y organismo estatal, cualquiera que sea la fuente u origen de dichos créditos. No sucede lo mismo en la norma contenida en el artículo 57 de la ley 550 de 1999, toda vez que, para la aplicación de la figura regulada en esa otra disposición legal, para que proceda la compensación de créditos, sí es requisito indispensable que los créditos objeto de compensación dimanen directamente de una relación de carácter contractual. Por lo tanto, como quiera que las normas contenidas en los artículos 29 de la ley 344 de 1996 y el artículo 1° del Decreto 2126 de 1997 no condicionan la compensación de obligaciones tributarias allí previstas, a la naturaleza u origen de los créditos contenidos en sentencias o conciliaciones judiciales, esto es, a si provienen o no de una relación contractual, laboral o de otra índole, es claro que, la entidad demandada tiene el deber legal de adelantar el trámite administrativo que para ese efecto consagran tales disposiciones, concretamente, de enviar la información pertinente a la Subdirección de Recaudación de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN, para que esta certifique a cerca de las obligaciones tributarias que la sociedad Catering de Colombia S.A., en reestructuración, dice tener pendientes de cancelar a la DIAN. Nota de Relatoría: En similar sentido ver ACU-0157 del 4 de febrero de 2002

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.