25000-23-25-000-1997-3608-01(3769-01)

RETIRO DE SERVIDOR DE LA POLICIA NACIONAL – Procedencia por voluntad de la Dirección General. Este acto no requiere motivación / POLICIA NACIONAL – Retiro en ejercicio de la facultad discrecional otorgada a la Dirección General / FACULTAD DISCRECIONAL Y FUNCION DISCIPLINARIA – Independencia. El ejercicio discrecional persigue la buena prestación del servicio y no la penalización de faltas / BUEN SERVICIO – Concepto / ACTA DEL COMITÉ DE EVALUACION – No constituye un acto administrativo enjuiciable ante esta jurisdicción / DESVIACION DE PODER – Inexistencia Como se aprecia en el texto del acto acusado, fue en ejercicio de la potestad conferida al Director de la Institución, por las normas anteriores, que se retiró en forma absoluta del servicio activo de la Policía Nacional al actor, atribución ésta que sólo está condicionada a la recomendación previa del Comité de Evaluación de Oficiales Superiores. Obra en el plenario, copia del acta N° 120 correspondiente a la sesión celebrada por el Comité de Evaluación de Oficiales Superiores el día 23 de octubre de 1996, que recomienda a la Dirección General el retiro del servicio activo de la Policía, entre otros el del demandante, por razones del servicio. Aparece igualmente a folio 41 la recomendación de retiro de los suboficiales relacionados en el acta N° 120 de 1996, hecha por el citado Comité al Director de la Institución, cumpliéndose así los requisitos exigidos por el Decreto 573 de 1995. Ahora bien, el Acta del Comité de Evaluación no constituye un acto administrativo enjuiciable ante el contencioso administrativo, porque es un acto preparatorio del acto principal que es el que modifica la situación jurídica laboral del actor frente a la Institución demandada. Por otra parte, el concepto de buen servicio no se ciñe sólo a las calidades laborales del servidor, sino que comporta circunstancias de conveniencia y oportunidad que corresponde sopesar al nominador. La consideración discrecional compendia múltiples razones de satisfacción general, distintas de las de naturaleza disciplinaria, ya que lo que se persigue con el ejercicio discrecional para el retiro por voluntad de la Dirección General de la Policía Nacional, no es la penalización de unas faltas, lo que explica que no se den las razones que motivaron su retiro del servicio, ni es requisito el que se haya probado una conducta irregular. El demandante se queja de que en el concepto del Comité de Evaluación de Oficiales Subalternos no se consignaron todos los hechos y antecedentes, razonamiento que no es acertado, pues, como ya se dijo el único requisito para retirar a los Agentes por voluntad de la Dirección General es el concepto del Comité de Evaluación. Como es sabido, la carga de la prueba de desvío de poder por ser un vicio que afecta al acto administrativo que goza en principio de la presunción de legalidad, le corresponde al impugnante y es éste quien tiene que demostrar que la administración ha perseguido un fin diferente a aquél que el derecho ha asignado, cuestión que no aconteció en el sub judice. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION SEGUNDA – SUBSECCION “A” Consejera ponente: ANA MARGARITA OLAYA FORERO Bogotá, D.C., doce (12) de septiembre de dos mil dos (2002). Radicación número: 25000-23-25-000-1997-3608-01(3769-01)

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.