25000-23-25-000-1995-7750-01(319-00)

RETIRO DE OFICIAL DEL EJERCITO – Procedencia porque fue producto de la solicitud libre y espontánea del oficial / SOLICITUD DE RETIRO – Inexistencia de presiones indebidas al empleado / RENUNCIA – Inexistencia de presiones a oficial de alto rango militar Vale decir, sin que se haya demostrado el aserto del actor, conforme al cual de lo expresado por el Comandante del Ejército en el oficio N° 39882, no podía menos que inferirse que este funcionario le estaba sugiriendo que solicitara su retiro, mal puede esta Corporación aceptar que la ausencia de espontaneidad motivante de la no aceptación de esa petición contenida en el Oficio 45808-CEDE1-SJ-109, haya obedecido al vedado requerimiento en tal sentido que supuestamente le formuló dicho funcionario, y menos aún que tales acontecimientos sean indicativos de que el actor tampoco obró libremente cuando, mediante escrito del 3 de noviembre de 1994, con términos claros, expresos e inequívocos, formuló una nueva solicitud de retiro. Ninguna de las expresiones que aparecen en este documento, se reitera, deja siquiera traslucir que detrás de la incuestionable dimisión que contiene, pueda existir presión alguna, por mínima que fuera, para que manifestara su deseo de hacer dejación del empleo que ocupaba. De otro lado, no puede tildarse de carente de motivos de buen servicio la aceptación de su solicitud de retiro, ya que justamente el imperativo que tenía la institución de ubicar a los Mayores que culminaron el curso para Tenientes Coroneles, es indicativo de la conveniencia de dar curso a la misma, pues bastaba proferir el acto acusado para lograr un cupo más de los requeridos en ese grado, y de esa manera, si su desvinculación hubiera sido necesaria a tal efecto, se soslayaba así la posibilidad de separarlo de la institución demandada por llamamiento a calificar servicios. Frente a una solicitud de retiro cuyo texto en sí mismo considerado no evidencia la existencia de presión alguna que la motivara, a la administración no le quedaba camino diferente al de aceptarla, por manera que el acto enjuiciado no puede catalogarse como ajeno a la noción de buen servicio aduciendo que se expidió para solucionar ese problema administrativo. CONSEJO DE ESTADO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO SECCION SEGUNDA – SUBSECCION “A” Consejero ponente: NICOLAS PAJARO PEÑARANDA Bogotá D.C., seis (6) de junio de dos mil dos (2002) Radicación número: 25000-23-25-000-1995-7750-01(319-00) Actor: NESTOR ENRIQUE CASTRO SUAREZ Demandado: NACION – MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL Conoce la Sala del recurso de apelación interpuesto por la entidad demandada contra la sentencia proferida el 29 de julio de 1999 por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Segunda, Subsección “D”, mediante la cual se accedió a las súplicas de la demanda.

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.