25000-23-24-000-1998-1089-01(5618)

CONCEJO DISTRITAL – Competencia para autorizar al Alcalde para enajenar parte de las acciones del Distrito en la E.T.B. / JUNTA DIRECTIVA DE LA E.T.B. – Sujeción al Concejo Distrital Al confrontar los dos grupos de disposiciones, la Sala no observa que del enunciado de las invocadas como violadas se pueda deducir la incompetencia del Concejo Distrital aducida en el cargo para adoptar las normas atacadas, por cuanto, además de que la mayoría de aquéllas consisten en preceptos generales, no le atribuyen esa facultad a ninguna autoridad distinta de esa corporación administrativa, en lo que al Distrito Capital se refiere, como tampoco le impiden tomar esas decisiones. Por el contrario, en lo atinente a los dos autorizaciones indicadas, lo que emerge es que éstas encuentran fundamento jurídico en varias de las normas invocadas como infringidas, empezando por el mismo artículo 164, inciso tercero, del Decreto 1421 de 1993, en cuanto señala que “Sin perjuicio de las atribuciones del concejo distrital, corresponderá a las juntas directivas de la entidad que se transforma en empresa industrial y comercial del estado, reformar los estatutos y autorizar todos los demás actos y contratos que deban realizarse para efectos de la transformación.” En este punto, se tiene que el numeral 9 del artículo 12 del citado decreto faculta al Concejo Distrital para crear, suprimir y fusionar establecimientos públicos y empresas industriales y comerciales y autorizar la constitución de sociedades de economía mixta y la participación del Distrito en otras entidades de carácter asociativo, de acuerdo con las normas que definan sus características. De suerte que la existencia de esas entidades y su naturaleza jurídica dependen de la voluntad del Concejo Distrital, luego su transformación se encuentra sujeta, en primer orden, a lo que decida ese organismo, de suerte que sus juntas directivas son las que están supeditadas a aquél y no a la inversa, ni tampoco éstas lo desplazan para el efecto, como lo pretenden los actores, en la medida de que deducen del inciso tercero del artículo 164 en comento una facultad exclusiva y excluyente de dichas juntas sobre el punto de la transformación de las empresas industriales y comerciales del Distrito Capital. Al efecto, se debe tener presente que el Concejo Distrital es “la suprema autoridad del Distrito Capital”, según el artículo 8 del Decreto 1421 de 1993; que el numeral 23 del artículo 12 ibídem, faculta al Concejo Distrital, además, para “Ejercer de conformidad con lo dispuesto en el artículo 7º del presente estatuto, las atribuciones que la constitución y las leyes asignan a las asambleas departamentales”, pudiéndose observar que, en ese sentido, el artículo 300, numeral 9, prevé la de “Autorizar al gobernador ( para el caso, léase al alcalde ) para celebrar contratos, negociar empréstitos, enajenar bienes…” ENAJENACION DE ACCIONES DE EMPRESAS DISTRITALES – Competencia del Concejo Distrital / TRANSFORMACION DE EMPRESA DISTRITAL – Competencia del Concejo para enajenación accionaria Tampoco se deduce de las normas comentadas, en especial de los artículos 164 del Decreto 1421 y 17 de la ley 226 de 1995, que no era posible hacer la venta de las acciones objeto de las autorizaciones cuestionadas “sin haber adaptado previamente los cambios del mercado accionario a las regulaciones previstas en el Estatuto del Distrito Capital”, más cuando nada disponen de manera específica sobre dicho mercado. En lo concerniente al artículo 2º enjuiciado, tampoco aflora incompetencia del Concejo Distrital, y antes por el contrario, no hace sino atender mandatos superiores al respecto, como el artículo 27.2 de la Ley 142 de 1994 precitado, en cuanto prevé que para la enajenación de los aludidos aportes “se tendrán en cuenta sistemas que garanticen una adecuada publicidad y la democratización de la propiedad de conformidad con esta Ley y en desarrollo del precepto contenido en el artículo 60 de la Constitución Política.” Disposición

Solo los clientes que compraron los siguientes productos: Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Estudiantes, Membresía por un (1) año al Colegio de Abogados Administrativistas para Profesionales pueden acceder a este contenido.